Congreso islámico: "Las religiones deben fomentar la seguridad, la cohesión y la convivencia"

Prat ,Barcelona,11-12-2016, Alba Sabaté –CR/islamedia

Las Entidades religiosas en Occidente y la cuestión de la seguridad y la convivencia. Bajo este título se ha celebrado la duodécima edición del Congreso Islámico de Cataluña, organizada por la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña (UCIDCAT) en el Prat de Llobregat. Mohamed El Ghaidouni, presidente de UCIDE Cataluña, Enric Vendrell, Director General de Asuntos Religiosos y Riay Tatary, presidente de UCIDE España, han inaugurado este viernes un encuentro que ha durado hasta el domingo 11.

"Nuestro deseo es que este congreso sea un espacio de exposición, enfoque y análisis", explicó Mohamed El Ghaidouni durante el acto inaugural. El objetivo, según él, que las personas musulmanas puedan encajar totalmente la práctica religiosa en la sociedad. El presidente de UCIDCAT remarcó que "somos conscientes de la sensibilidad del tema de la seguridad y la convivencia y nos ha costado organizar un debate con una complejidad de esta dimensión".

Así lo reconoció también Enrique Vendrell, quien destacó la importancia de la labor de las comunidades islámicas hacia la cohesión de la sociedad con iniciativas como la del Congreso. Además, subrayó la necesidad de comunidades religiosas "que hagan oír su voz". En este sentido, El Ghaidouni aseguró que "somos una comunidad activa, implicada y participativa".

islamofobia

Sin embargo, el presidente de la organización mostró su preocupación "por la situación de nuestros jóvenes". Esto, afirmó que "observamos cómo se han policializar las aulas y se ha limitado la libertad de expresión de nuestros hijos". El Ghaidouni hacía referencia así a medidas que se están aplicando en los centros escolares y que, según defiende, en lugar de prevenir la islamofobia pueden comportar un efecto contrario.

En presencia de representantes de comunidades islámicas de toda España, El Ghaidouni manifestó su "rechazo a toda conducta que lleve a la inseguridad" y defendió que "las religiones deben fomentar la seguridad, la cohesión y la convivencia" .Precisament va sentenció que "el enfrentamiento al radicalismo debe pasar por la educación". De hecho, según Enric Vendrell, "buena parte de los problemas los causa el desconocimiento profundo de buena parte de la sociedad hacia las religiones" .De esta manera, remarcó la importancia del respeto a la diversidad "para mantener la cohesión social" y reivindicó que ante la falta de tolerancia "hacen falta soluciones concretas y respuestas específicas".

Por su parte, RiayTatary suscribió las palabras del presidente de UCIDCAT y añadió que "no basta con decir y sentenciar que nuestra sociedad es plural, es necesario que lo sea de verdad; mientras estemos siempre hablando de 'nosotros' y 'vosotros' no hay convivencia ".

preocupaciones plurales

Las reivindicaciones inaugurales pues, abrieron las puertas a dos días que han servido para poner de relieve las plurales preocupaciones, experiencias, perspectivas y retos hacia la cuestión central. Talleres, conferencias y mesas redondas que, con expertos de diversas disciplinas, han analizado temas como el papel de las entidades religiosas en la consolidación de los valores de la seguridad y la convivencia entre los musulmanes en Occidente; la cultura de la violencia y del extremismo en nombre de la religión; el papel de las entidades religiosas en la lucha contra la cultura del odio y el extremismo; el papel de las entidades religiosas y educativas en la protección de los jóvenes de las corrientes extremistas; el papel de los medios de comunicación en la consolidación de los valores de la tolerancia y la convivencia en la sociedad; el papel de las entidades de la sociedad civil en la difusión de los valores de la seguridad y la convivencia entre los miembros de la sociedad, o el futuro de la libertad de la práctica religiosa ante el auge de las corrientes de extrema derecha en Occidente.

El tratamiento de estas cuestiones y el formato de la iniciativa del Congreso ha generado el interés de asistentes de todo, tanto de comunidades islámicas como de otras confesiones. De hecho, algunos de los miembros del público, como la Samira Benaliti -joven musulmana de 35 años, de Sant Feliu de Llobregat y su hermana Laila, estaban expectantes hacia los contenidos y las actividades del evento. Las chicas además, animaron más jóvenes de su edad y perfil a participar en actividades de las organizaciones como la UCIDCAT, que ven con una finalidad "muy enriquecedora".

 

Menú principal

Article | by Dr. Radut