La moral del musulmán dentro y fuera de la mezquita

Valencia a 26/05/2015,islamedia

Con motivo de la inauguración de la segunda planta de la mezquita de Benifaió, ya adecuadamente equipada para estar al servicio de las mujeres y con todos los requisitos para su próximo uso como escuela de lengua y religión los fines de semana, se organizó una charla con varios ponentes.

Se inició la velada con la recitación coránica a cargo del imam habitual de la mezquita y, seguidamente, departió uno de los voluntarios, Abed, presentando a los ponentes.  Tomó la palabra el imam del pueblo de Catarroja,  que afirmó  con cariño que la mezquita pertenece a todos y cada uno de los musulmanes de la comunidad y que, por lo tanto, esta pertenencia exige el trato a la mezquita como parte de la casa del creyente, así como los gastos y los cuidados que merece.

Se efectuó una pausa para el té y los dulces y, a continuación, tomó la palabra el Coordinador de las Comunidades Islámicas de la Comunidad Valenciana Ihab Fahmy, que comenzó agradeciendo el esfuerzo de todos los miembros de la comunidad para que los proyectos se pudieran efectuar y en especial a la junta directiva y al trabajo voluntariado de las mujeres, recalcando la recompensa de Dios hacia aquellos corazones ligados humildemente a las mezquitas.

El coordinador expresó la necesidad de no considerar a la mezquita sólo como un lugar edificado o de encuentro, sino como el lugar donde el creyente recarga su moral; la cual le sirve para sus actuaciones en la vida cotidiana, así como en la vida laboral y en sus relaciones sociales o de vecindad. En definitiva, que el creyente sienta y sepa trasmitir el mensaje del Islam: paz y misericordia para la creación entera.

Posteriormente, fue el chej Abu Moaz, imam de la mezquita grande de Valencia, quien prosiguió el discurso; primeramente recalcando las palabras del coordinador y explicando, además, los ejes en los que tiene que trabajar la comunidad musulmana dentro de la mezquita y fuera de ella. A propósito de este último punto, el chej hizo hincapié en que, efectivamente, es a través de los dichos y de las actuaciones del musulmán como se da a conocer la luz del Islam, por lo que se debe de tener los valores éticos y religiosos siempre acordes a lo que él dicta y recomienda. Esto es, llevar como bandera valores como la solidaridad, la tolerancia o el compañerismo.

La charla finalizó con algunas intervenciones de los presentes, así como varias de representantes de otras federaciones de la Comunidad Valenciana, y se concluyó con una cena de gentileza de la mezquita para todos los asistentes  con  gastronomía marroquí.

 

Menú principal

Article | by Dr. Radut