Las comunidades islámicas catalanas renuevan su confianza al Presidente de UCIDCAT

Montmeló,03/03/2020,islamcat.org

El domingo, día 01 de marzo de 2020, se ha celebrado, en la pequeña población de Montmeló y, precisamente, en su centro cívico la Torreta, la Asamblea General Extraordinaria de la unión de Comunidades Islámicas de Cataluña (UCIDCAT). Los puntos más destacados que se han tratado han sido las circunstancias de la dimisión del Presidente de la Federación, la necesidad de dar un aire de renovación en la misma junta directiva de la entidad y las perspectivas de futuro de la UCIDCAT.

A partir de las 10: 00 horas, en un ambiente de hermandad y de fraternidad, se han iniciado las sesiones de la asamblea que ha sido presidida por el Sr. Mohamed Ajana en representación de la Comisión Islámica de España. El Sr. Ajana agradeció los responsables de UCIDCAT para invitarle a este encuentro y ha aprovechado su intervención para hacer referencia a la legislación relacionada con la religión islámica y su aplicación, especialmente los artículos del acuerdo de cooperación entre el gobierno central y las confesiones religiosas minoritarias y moderada por el Sr. Khalid Amar Touhami, Presidente del Consejo Consultivo de UCIDCAT.

Justo después de las palabras de bienvenida se ha procedido a la presentación de la memoria de actividades y el informe económico del año 2019. El encargado de detallar la memoria de actividades ha sido el Sr. El Mustapha Ben El Fassi, secretario de la federación, que ha explicado la realidad de UCIDCAT y, sobre todo, la responsabilidad de las comunidades para garantizar el buen funcionamiento de la federación para poder cumplir con sus obligaciones sociales, religiosas y administrativas.

Respecto a la memoria económica, ha sido presentada por el Sr. Hassan El Ars, tesorero de UCIDCAT, que ha sido muy crítico con todas estas entidades religiosas que no cumplen con sus obligaciones económicas. Los representantes de las comunidades asistentes también han discutido las mejores formas de poder corregir estos incumplimientos dando varias alternativas. Después se ha abierto un debate con los asistentes para debatir los documentos presentados. La mayoría de las intervenciones se han centrado en buscar las mejores formas para que todas las entidades pagan sus cuotas y, así, poder proponer mejores proyectos y hacer muy buenas actividades de carácter social y religioso. Se ha tratado la necesidad de hacer un trabajo pedagógico con las comunidades para fomentar la participación de la mujer no sólo en las actividades de las comunidades sino en las mismas juntas directivas porque se trata de un reto que debe normalizarse entre las entidades a pesar de la resistencia de una minoría poco significativa. Además, se ha recordado a las comunidades la importancia de hacer ver sus actividades a nivel local y publicándolas en la página web de UCIDCAT, porque se ha notado que últimamente se han disminuido las publicaciones enviadas por las entidades. Otras intervenciones han hecho referencia a la visibilidad de los signos religiosos y algunos incidentes en este aspecto como es el caso de la incidencia de la asociación Chabab Al Amal de Balaguer en una jornada sobre el Hiyab. Finalmente, se ha hecho una reflexión sobre la necesidad de hacer frente al discurso de extrema derecha y la mejor forma de conseguir este objetivo es la participación de las comunidades a nivel religioso, pero sobre todo a nivel social como ciudadanos con derechos y deberes en una sociedad democrática, libre y bien cohesionada. Al finalizar el proceso de debate de las dos memorias han sido sometidas a votación y han sido aprobadas por mayoría absoluta.

Tras un breve descanso para comer, se ha formado una comisión que se ha encargado de velar por el buen funcionamiento de la sesión de elegir al nuevo candidato a la presidencia de UCIDCAT. La mayoría de las comunidades han rechazado la dimisión presentada por el Sr. Ghaidouni y han coincidido en hacer una autocrítica para buscar las mejores medidas correctoras para dar un apoyo permanente a la federación más representativa de los musulmanes catalanes. Pero respetando los canales establecidos en estos casos y como lo estipula los estatutos de UCIDCAT se ha procedido a un proceso de elecciones para escoger el nuevo candidato a la presidencia de la federación, los resultados dieron un consenso, casi, total entre los asistentes al Sr. Mohamed El Ghaidouni: de los 67 miembros de la asamblea general con derechos de voz y voto, 65 personas han votado al Sr. El Ghaidouni como nuevo candidato a la presidencia y los otros dos al otro candidato.

Al anunciar los resultados definitivos por el representante de la Comisión islámica ha dado la palabra al Sr. Ghaidouni que ha agradecido las comunidades islámicas de Cataluña por este voto de confianza y por rechazar su dimisión que surge por diversos motivos, especialmente las bajas de algunos miembros de la junta, el desinterés de algunas comunidades, la carga continúa para cumplir con los diversos compromisos con las instituciones y, sobre todo, la falta de recursos humanos y económicos tanto de las comunidades federadas como de las administraciones locales, autonómicas y estatales. Segundo M. Ghaidouni sería imposible para cualquier entidad estar a la altura de los retos surgidos, especialmente después de 2017, y asumir su gran responsabilidad mediadora y de gestión en todos los sentidos: con las diferentes instituciones, con la sociedad en general y con las mismas comunidades religiosas, musulmanas y no musulmanas, incluso con instituciones internacionales sin los recursos económicos adecuados y sin gente bien preparada que trabaja con eficacia, coordinación, buena sintonía y desde una perspectiva sinérgica con todas las administraciones y entidades competentes en la materia de la gestión del hecho religioso tienen como objetivo primordial poder responder a todas estas problemáticas, dificultades y retos que afrontan las comunidades musulmanas, especialmente la religiosidad de los jóvenes, la participación de la mujer, la inserción laboral de los y las jóvenes y la defensa de la necesidad de aplicación de todos los artículos del acuerdo de Cooperación firmado entre el Se dad y las confesiones minoritarias desde el año 1992.

Menú principal

Article | by Dr. Radut