La UCIDE condena las ofensas a los sentimientos religiosos

Madrid,15/12/12,islamedia 

NOTA INFORMATIVA

Nos vemos ante un caso cuando menos insólito, en el que un ciudadano inmigrante asilado en nuestro país, lejos de ser agradecido y respetuoso, se dedica a realizar y difundir ofensas gratuitas a los sentimientos religiosos de los musulmanes españoles y de cualquier otra nacionalidad.

 Tanto en sus acciones escritas como en su divulgación por su página web, como en el film que afirma realizar, vierte burlas, difamaciones y ofensas con un trasfondo de odio inusual, que no es propio de un buen ciudadano que quiera convivir en paz con sus semejantes.  Desde la Unión de Comunidades Islámicas de España debemos manifestar nuestra condena ante las ofensas y llamamos a nuestra comunidad de creyentes a no caer en la trampa de la provocación. Debemos recordar que los sentimientos religiosos en nuestro país gozan de protección penal, a la par que se garantiza la libertad de expresión con el límite constitucional del respeto a los demás derechos y libertades.  Comprendemos que sus acciones entrarían en la tipificación delictiva, violando su estatuto de asilado, como expresa nuestro Código Penal, en su artículo 510: “los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias,” y a “los que, con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias”. Y en su artículo 525: “los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.” Significación aparte de posibles calificaciones de calumnias e injurias.  La comunidad musulmana española es una comunidad moderada, y realizamos nuestras actividades cotidianas, tanto españoles como inmigrantes, con absoluta normalidad sin diferencia alguna del resto de la ciudadanía española de la que formamos parte, y comprendemos que este caso aislado, aunque virulento, no representa ni a nuestros convecinos cristianos ni al resto de conciudadanos de nuestro país. La Unión de Comunidades Islámicas de España, está tomando las adecuadas medidas legales procedentes, y debe transmitir un mensaje de tranquilidad y respeto a todos los creyentes de toda confesión, y de rechazo a las ofensas públicas contra los sentimientos religiosos de todos nuestros convecinos, para una convivencia civilizada y hermanada entre todos.  En Madrid a 15/12/2012.Unión de Comunidades Islámicas de España 

Menú principal

Article | by Dr. Radut