Quiénes somos

La Federación > Quiénes somos

La Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) es una organización religiosa con sede central en Madrid, integrada por más de 800 comunidades religiosas islámicas de España.

Su finalidad es el desarrollo de las actividades religiosas propias del Islam. Es cofundadora de la Comisión Islámica de España (CIE), representante ante el Estado español, y del Consejo Musulmán de Cooperación en Europa (CMCE), órgano representativo ante la Unión Europea. Su presidente electo en 2020 es el Dr. Aiman Adlbi, quien forma parte de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa, tras el fallecimiento de Riay Tatary.

Manifiesto

El desarrollo y práctica del Islam en España se realiza dentro del marco constitucional y legal español, que define al Estado como aconfesional, lo que promueve la convivencia igualitaria entre creyentes de diversas convicciones religiosas y humanistas, y el progreso de los hombres y mujeres de nuestro país.

Los musulmanes de España desean la unión de todos, sin distinción alguna por el origen étnico, nacional, lingüístico, escuelas jurídicas o de pensamiento, etc. rechazando la discriminación y todo intento de cisma y fractura social.

La Unión de Comunidades Islámicas de España desea lograr la unión de todos y expresar el presente manifiesto sobre las cuestiones que nos conciernen.

Misión

  • Prestar servicio a las comunidades religiosas federadas atendiendo las necesidades que plantean y ayudándoles a superar las dificultades, apoyándolas desde el momento de su creación hasta la puesta en marcha de sus actividades.
  • Hacer un trabajo de coordinación y mediación dirigido a las comunidades miembro en el que se proporciona formación a las mismas e información sobre recursos disponibles, ayudas públicas tanto estatales como locales, etc.
  • Promover la realización de actividades sociales y culturales que fomenten la convivencia y favorezcan la integración completa del colectivo musulmán en la sociedad española.

Visión

El papel de la mezquita en culturizar y fomentar la educación y el buen comportamiento — asuntos primordiales en la vida de todo musulmán —las mezquitas juegan un papel primordial en este aspecto sobre todo durante el mes de “Ramadán” en el que la Unión y las comunidades religiosas y asociaciones confesionales procuran proporcionar un clima apropiado para la oración en todos los puntos de España.

La Unión vela por educar a los musulmanes y elevar su nivel intelectual y su comprensión del Islam para que puedan abordar, sin intermediarios los textos sagrados del Corán todo ello a través de sermones y las lecciones diarias.

Ahora bien durante el mes sagrado — el mes de Ramadán- la Unión invita a una serie de eruditos en materia religiosa y les anima a participar en los programas que se preparan para conmemorar dicho mes, en todas las grandes urbes de España, donde ejercen de Ulemas e imparten lecciones y participan en mesas  redondas y se organizan jornadas de enseñanza en las distintas ciencias religiosas.

También se organizan comidas para romper el ayuno y se recogen las limosnas para repartirlas entre los más necesitados.

Valores

Los valores que dominan la estructura de toda comunidad musulmana aseguran la profundización de la fe llevada a cabo con la práctica viva ya que, aparte de ser una fe clara y directa, cala muy hondo en el ser musulmán, y practicándola se consigue un compromiso de compañía constante con Dios. Esta fe arraigada de carácter universal no tiene límites culturales sino que también se abre a las dimensiones culturales, sociales, etc… de la vida humana, manteniendo el equilibrio válido para el ser humano pues la fe de hombres y mujeres es el camino medio donde se lleva bien y de forma coherente lo espiritual y lo material, lo individual y lo colectivo.

El proyecto que defienden los musulmanes de España y que les permite el pleno desarrollo de la vida religiosa está bien definido:

  1. Independencia: Independencia que les permita actuar con libertad, salvaguardando a la comunidad musulmana de cualquier postura negativa que podría obstaculizar su pleno desarrollo, abriéndose así al diálogo vivo y fecundo con todas las confesiones y grupos que forman la sociedad española.
  2. Coherencia: Coherencia con la configuración del Estado y el carácter propio de la comunidad musulmana, tanto de fe y práctica como de minoría.
  3. Compromiso: Compromiso con los valores religiosos que deben prevalecer en todos los campos de organización, actitud y posturas a tomar.