img_12900

Aclaración sobre el nuevo Real Decreto que regula la organización de la CIE

Ante la confusión creada con respecto al borrador de este proyecto, debemos puntualizar que en este momento se halla en trámite de audiencia a efectos de las alegaciones oportunas.

Madrid, 01/09/2015,islamedia

 Nota informativa

Dado que se está creando opinión y confusión sobre la creación de la figura del Presidente de la Comisión Islámica de España (CIE) por vía de Real Decreto, y ante la confusión creada con respecto al borrador de este proyecto, debemos puntualizar que en este momento se halla en trámite de audiencia a efectos de las alegaciones oportunas.

 

En todo caso, una actuación de la Administración como la que ahora nos ocupa es una consecuencia de la lamentable situación y pésima credibilidad a la que estaban llegando las instituciones religiosas islámicas de España, con quejas desde muy diversos sectores públicos y privados, nacionales e internacionales, musulmanes y no musulmanes.

 

No solo se estaba actuando como representante legal o presidente de la CIE, sin existir el cargo oficialmente, sino que recibíamos todos los musulmanes, como respuesta, el bloqueo en la aplicación del Acuerdo, la suspensión de contrataciones de profesores de religión, habiendo intentado rescindir sus contretos desde esa supuesta presidencia, y acabar con lo ya logrado también, por iniciativas tomadas unilateralmente impropias de sectores religiosos, sino más bien de sectores políticos, intentando incluso obligar a pagar a los profesores por una formación que ya garantiza gratuitamente el Estado.

 

La promulgación del Real Decreto es, en este momento, un hecho necesario que aunque no deseado, se hace imperativo para sortear el mal que nos aqueja desde hace años en que hemos estado intentando, desde la UCIDE, confeccionar con la FEERI y presentar oficialmente unos estatutos de la CIE consensuados por ambas partes, sin resultado positivo, lo que nos coloca en la situación actual.

 

La Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE) siempre ha colaborado y aportado su esfuerzo para una interlocución con las Administraciones, y procurar el funcionamiento de las instituciones religiosas en cooperación, sin bloqueos a ningún sector, por lo que vemos que la actuación del Estado es debida al fallo y fracaso en la relación con la Administración, llegando al punto de ser necesaria por el bien de los derechos de los musulmanes en lo religioso y poder salvar el Acuerdo de Cooperación con el Estado.

 

Esta necesidad se puso en evidencia ante la invención puesta de manifiesto por el trabajo del Registro de Entidades Religiosas, al descubrir numerosas duplicidades en las adscripciones a federaciones por parte de comunidades, en teoría religiosas, pero con estrategias para aparentar una mayoría inexistente y clamar por una democracia que se constató ficticia.

 

La creación de confusión sobre la CIE nos ha reportado el bloqueo de los logros conseguidos, como era en Educación, con especial incidencia el intento de revocar a los profesores ya contratados, por parte de quienes ahora protestan por este proyecto de decreto, y la apropiación de funciones de Educación al convocar este sector un concurso de plazas para profesores, lo que solo compete a las autoridades educativas.

 

Este sector que ahora protesta defiende unos estatutos elaborados por ellos, que incluyen una injerencia en el desarrollo interno de las federaciones religiosas al no permitirles conservar sus cargos si los tuvieran en la CIE, y limitan el porcentaje de miembros en su comisión permanente alejada de la representación real, sin respetar a las mayorías, desviaciones que corrige el proyecto de decreto en el que se trabaja ahora.

 

Es deplorable la utilización de los medios de comunicación por parte de este sector para confundir a la opinión pública presentándose como si fueran los únicos interlocutores, cuando no fueron aceptados sus propósitos por resolución del Secretario de Estado de Justicia de 2013.

 

Por todo ello llamamos a la calma y a la confianza en que pondremos todo nuestro mejor saber hacer para la consecución de un decreto beneficioso para la faceta religiosa de los musulmanes, que permita una fluida interlocución y cooperación con los poderes públicos, continuando la aplicación del Acuerdo de cooperación con el Estado.

 

Riay Tatary Bakry,

 Secretario General de la Comisión Islámica de España y 

Presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de España

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *