La administración del culto islámico en los países de la Unión Europea

La administración del culto islámico en los países de la Unión Europea

Una nueva realidad que impone, a las Instituciones Islámicas en Europa y a la comunidad musulmana, sintonizar con estas nuevas circunstancias

Madrid,02/12/2013,elpais.com,Riay Tatary

Los pasos encaminados a unificar los Estados Europeos han creado una nueva realidad que impone, a las Instituciones Islámicas en Europa y a la comunidad musulmana, sintonizar con estas nuevas circunstancias, en su campo de actuación, de acuerdo con las nuevas exigencias, mediante el intercambio de experiencias, y la unificación de posturas. Del mismo modo, esta nueva realidad les impone la necesidad de desarrollar sus relaciones internas y pensar, a la vez, en crear un núcleo de Organismos Islámicos europeos coordinados.

Con este propósito, se han reunido las Organizaciones Islámicas en Estrasburgo 19 de septiembre de 1996, para constituir el Consejo Musulmán  de Cooperación de Europa, con vistas a la habilitación de una escena de diálogo y coordinación, así como de trabajo común a nivel europeo. El Consejo no se considera, a sí mismo, único representante del Islam y de los musulmanes en Europa, ni pretende tener la exclusividad de ser el portavoz de los derechos éstos, ni de las tareas de su coordinación.

El Consejo, a la vez que reitera su respeto a los sistemas y leyes vigentes en los países europeos, asegura que partirá de los principios del Islam y su compromiso con sus indicaciones y peculiaridades. Reitera asimismo, su intención de desempeñar un papel positivo que garantice a la Comunidad Musulmana, parte constituyente de la estructura europea, cumplir con el papel civilizador y humanitario que emana de los altos valores y principios del Islam y su cultura humanista.

El paso en un acercamiento a las instancias europeos fue la celebración del primer congreso islámico europeo en la sala de Willy Brandt en el Parlamento Europeo bajo el lema “Los Musulmanes en la Unión Europea”, en noviembre de 1997 con la participación de un nutrida representación islámica de todos los países de la Unión Europea, junto con intelectuales y representantes del mundo civil, político y religioso.

Un acontecimiento importante la celebración de la oración comunitaria del viernes en el seno del parlamento europeo por vez primera.

En el transcurso de los últimos año del siglo XX un gesto de la Comisión Europea de apoyar la Asociación “Dar alma a Europa“ para el dialogo entre las distintas confesiones con presencia en Europa y éstas con la Comisión.

Fruto de apoyo ha sido la celebración de varios encuentros de diálogo con participación de delegaciones de las distintas religiones como representantes de la Comisión Europea en las dependencias del parlamento europeo en Brúcelas.

El segundo evento de carácter europeo con apoyo de la Comisión Europea y del Ministerio de Justicia Español, fue el segundo congreso del Consejo Musulmán de Cooperación de Europa celebrado en Toledo (España) el 29 y 30 de octubre de 1998 bajo el lema “los Musulmanes y la Construcción Europea”.

CMCE, institución plural de cooperación

La creación del CMCE ha sido motivada por buscar la forma más idónea y próxima al espíritu de las instituciones europeas, en su seno coexisten todas las sensibilidades islámicas , su representación se elige libremente y sus miembros, a su vez fueron elegidos libremente por la institución nacional que pone a la hora de tomar las decisiones la consideración numérica correspondiente, y la formación de comisiones de trabajo con la participación de todos los miembros hace posible la relación constante así como el intercambio de información entre todos sus miembros .

Medios de acción y puntos principales

Desde hace años la relación de los interlocutores musulmanes y la Comisión Europea sufre un enfriamiento motivado por la falta de interés notado por la ausencia de cualquier diálogo o apoyo palpable.

Aunque algún país durante su presidencia intenta acariciar los sentimientos religiosos a cambio de una manifestación formal de carácter profundamente político el caso de la creación de consejo de imames el año 2005 durante la presidencia austriaca.

La visita del representante de la OSCE para la lucha contra la intolerancia y la discriminación hacia los musulmanes, Omur Orhun, a los países europeos incluso España ha sido motivo de trasladar las impresiones a las autoridades correspondientes.

Un medio eficaz que pretende usar el CMCE, es el informe de situación de las comunidades islámicas en Europa en los distintos campos, que será redactada y debatido por los miembros del CMCE y presentado a las instituciones nacionales y europeas.

Los encargados de las diferentes áreas de actuación religiosa, social y administrativa, han rendido balance de la situación de la comunidad musulmana en Europa, ante la Junta Directiva General del Consejo Islámico de Cooperación en Europa, gestión fruto de trabajo de comisiones de seguimiento en los campos más significativos para los musulmanes europeos.

Diálogo social, libertad religiosa, reconocimiento y cooperación

Efectivamente se detecta una actitud con respecto a los temas que afectan a los representantes gubernamentales, apreciando la realidad del “talante de diálogo” en algunos gobiernos y silencio administrativo en otros.

La protección y defensa de la libertad religiosa es algo que alega toda autoridad, pero hay gran trecho entre lo se dice y lo que se hace.

El reconocimiento de los interlocutores musulmanes en los distintos estados oscila entre pleno reconocimiento España, Austria y ignorarlo totalmente en la mayor parte y alguna forma de reconocimiento Bélgica y Francia.

Sin embargo, en circunstancias determinadas las autoridades se escudan en los representantes musulmanes para resolver ciertos conflictos, en su mayoría de carácter internacional, y a la hora de resolver los problemas internos se excusan para no reconocer la interlocución musulmana del país.

Así tras el largo paréntesis de silencio administrativo en décadas, se palpa interés en algunos estados Reino Unido, Francia, Bélgica, Alemania y especialmente España, para establecer canales de cooperación en todos los campos para evitar agravios comparativos con las otras confesiones.

Mezquitas y cementerios (espacios religiosos islámicos)

La situación es muy dispar, al tratarse de lugares físicos en espacios de competencia municipal, con muy diferentes corporaciones en cada Ayuntamiento y cada estado. Así encontramos municipios que cumplen la normativa vigente y colaboran para la resolución de dificultades, mientras que en otros se desgranan toda una serie de trabas administrativas y vecinales para impedir la apertura de mezquitas y cementerios o de cerrar los existentes. En el balance anual obtenemos un resultado de retroceso, al parecer debido al aumento de ideas islamófobas entre la opinión pública, alimentadas desde algunos grupos y medios.

Rectores, imames y asistentes (representantes islámicos).

Ante las autoridades competentes continúan inscribiéndose, en los Registros correspondientes, las nuevas Comunidades Islámicas locales que acaban por organizarse al alcanzar un número de fieles suficiente con lugar de culto, todo ello con absoluta normalidad documental, legal y administrativa. En algunos municipios, las corporaciones insisten en aplicar impuestos a las instituciones religiosas islámicas, aunque estén exentas de ellos, lo que implica largas complejidades burocráticas bajo apremios, presiones y amenazas fácticas fuera de la ley, aunque excusándose en ella.

Los imames han sufrido una campaña de desprestigio alimentada por algunas declaraciones, con desinformación de las autoridades. La ignorancia de muchos sobre el origen real de la amenaza terrorista, les ha llevado a ver fantasmas en cada mezquita, en cada imam y en cada musulmán; sin embargo la comunidad musulmana ha estado siempre dispuesta a su colaboración ciudadana y asesoramiento en la lucha antiterrorista. En el desarrollo reglamentario para la obtención de visados de imames extranjeros para su entrada en nuestro país, se pasa de tesis de colaboración a tesis de entorpecimiento, quedando finalmente asimilados a la tramitación ordinaria de visados. Tampoco se regula su actividad con un epígrafe específico en la Seguridad Social para los imames, rectores y asistentes religiosos.

Parece que se avanza en la regulación de los asistentes religiosos en los centros penitenciarios, (España) en otros hay un avance importante (Reino Unido, Holanda). No hay ningún avance en la asistencia religiosa en centros hospitalarios, militares, de menores, de ancianos, de acogida y asistenciales en la mayoría de los paises europeos. Estos establecimientos quedan a la libre interpretación de la norma de sus respectivas directivas y su disposición personal a cumplir la legislación vigente, en casos muy excepcionales.

Educación y profesores de religión. (Espacio educativo)

El espacio educativo y en especial de la enseñanza religiosa islámica está totalmente obstruido para el Islam. Al parecer existen, en los ámbitos educativos, partidarios de un cierto ultra-laicismo inconstitucional, que presuntamente entorpece o detiene cualquier atisbo de avance en el cumplimiento de la legalidad vigente en muchos países europeos.

No se llega tampoco a una concreción normativa sobre las facultades de Teología Islámica, de las cuales ni se habla, mientras se habla de las de otras religiones y los proyectos legislativos pertinentes para desarrollarlas 

La Familia (derechos fundamentales de la familia)

Se realizan avances legislativos encaminados a la resolución rápida de los divorcios, sin separación previa, aunque no se puede evaluar todavía su efectividad. En España, el matrimonio celebrado según el rito islámico tiene los efectos civiles, mientras en los demás países siguen resistiendo a la aplicación de derecho

Patrimonio islámico

Continúa apreciándose un receso, por parte de las instituciones de la Administración, en el estudio, catalogación, investigación y conservación del patrimonio histórico nacional hispanomusulmán, italiano etc. Todo ello sin contar para nada con los representantes de los musulmanes. Además sigue sin amparo jurídico el patrimonio islámico contemporáneo.

Sostenimiento económico

Continúan las Comunidades Islámicas europeas en régimen de autofinanciación de supervivencia con los escasos medios de que disponen por las aportaciones de los fieles.

Balance general

Encontramos buena disposición al encuentro y al diálogo, en general, por parte de los representantes de la Comisión Europea y las autoridades de la mayoría de los estados europeos. Las ideas y las iniciativas planteadas por los representantes legítimos de los musulmanes europeos tienen buena acogida, incluso con animado interés por parte de los interlocutores gubernamentales de algunos países. Es de señalar notablemente el empeño del gobierno español al lanzar la idea de la Alianza de civilizaciones.

Lamentablemente el desarrollo normalizado de la vida de los ciudadanos musulmanes europeos no encuentra el interés suficiente, máxime cuando formará la población musulmana al completar la entrada de los nuevos miembros la sexta parte de la totalidad de la población europea.

Para ello todos los actores sociales pertenecientes al Consejo Musulmán de Cooperación de Europa, están dispuestos a colaborar, continuar con el diálogo, encuentros y trabajo para el desarrollo y puesta en práctica de todos los acuerdos posibles para la normalización de la vida de los ciudadanos europeos en su totalidad.

http://blogs.elpais.com/cuestion-de-fe/2013/12/la-administraci%C3%B3n-del-culto-isl%C3%A1mico-en-los-pa%C3%ADses-de-la-uni%C3%B3n-europea.html.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *