Locales de culto, puntos de controversia

Locales de culto, puntos de controversia

La petición de la Comunidad Islámica en Haro ha provocado la respuesta unánime pero condicionada de los grupos políticos

Haro,11 mayo 2014, larioja.com, D. MARÍN A

La petición de la Comunidad Islámica en Haro ha provocado la respuesta unánime pero condicionada de los grupos políticos

La petición por parte de la Comunidad Islámica de Haro de un local o una parcela al Ayuntamiento en concepto de cesión para poder contar con una nueva mezquita ha suscitado la reacción de los distintos grupos políticos. El equipo de Gobierno del consistorio jarrero niega que se pueda, siquiera, ceder el terreno que en el 2010 iba a ser destinado mediante convenio a la Iglesia católica para la construcción de un tercer templo en Haro porque allí planea, «a medio plazo», un nuevo centro de día para personas mayores. Tampoco dispone, ha declarado, de locales que poder ceder.
Esta contestación ha recibido el apoyo condicionado del PSOE, del PR+ e, incluso, de UPyD. Por una parte, la oposición acepta que no se colabore con la religión islámica pero, por otra, critica que en su día sí se apoyase a la religión católica poniendo a su disposición la parcela de El Mazo que ahora sugerían los islamistas.

La mezquita se ha quedado pequeña para los musulmanes

UPyD, que aunque no cuenta con representación en el Ayuntamiento de Haro acaba de estrenar sede y se muestra muy activa, ha declarado que está «de acuerdo con la decisión del consistorio jarrero de no ceder un local o una parcela a la Comunidad Musulmana para que ésta celebre su culto». Sin embargo, añade que «también nos hubiéramos mostrado disconformes si la Iglesia católica, a la que se le cedió la parcela en primer lugar, hubiera recibido un trato de favor por parte de las instituciones» ya que, defiende el partido político, «las administraciones deben ser laicas y ajenas a todas las confesiones religiosas» y «respetuosas con todas, tratándolas con igualdad y justicia». Y es más, acusa al gobierno local del PP de que su respuesta está «teñida de prejuicios» y es «ajena a toda coherencia».

La Constitución dicta que «ninguna confesión tendrá carácter estatal» y admite cooperación con la católica

El tercer punto del artículo 16 de la Constitución Española dicta que «ninguna confesión tendrá carácter estatal», aunque, a continuación, añade que «los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones». Sabedores de esta dualidad, y tras las reacciones políticas a su petición, la Comunidad Islámica de Haro ha reaccionado y ha emitido un nuevo comunicado en el que, no contenta con las respuestas obtenidas, ejemplifica el desacuerdo por otra singular vía: «Nos gustaría recordar que los equipos de fútbol no sufren el mismo trato a la hora de edificar sus grandes templos o a la hora de asumir sus obligaciones tributarias».

El fútbol como religión. Quizá la más multitudinaria. «Desde la prudencia, creemos que es cierto que algunas confesiones se pagan sus locales, entre ellas la nuestra, pero no todas», advierte la Comunidad Islámica, que concluye con un atisbo de esperanza: «Depositamos nuestra confianza en el equipo de Gobierno de nuestro Ayuntamiento para avanzar y desbloquear la situación». Al fin y al cabo, la petición inicial de los musulmanes jarreros era poder reformar su sede, para lo cual pidieron un permiso municipal que se está estudiando en la actualidad.

Un permiso semejante al que le fue concedido a los Testigos de Jehová en la Junta de Gobierno Local del pasado 16 de abril para la apertura y funcionamiento de la climatización en su local de culto de la avenida de la Diputación. Esta confesión, se puede leer en la autorización municipal, «ha cumplido los requisitos y medidas correctoras que se le señalaron» por parte del consistorio que, tras la revisión e informe favorable del arquitecto municipal, ha autorizado «la apertura y puesta en funcionamiento de la actividad de referencia». Eso sí, el Ayuntamiento de Haro ha advertido a los Testigos de Jehová de que «no se ha realizado la liquidación del Impuesto de Actividades Económicas» y, por tanto, quedan pendientes del pago de «las tasas de licencia de apertura de establecimientos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *