Urkullu y líderes religiosos firman una declaración por la tolerancia

Urkullu y líderes religiosos firman una declaración por la tolerancia

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha mantenido esta mañana una reunión con representantes de distintas comunidades religiosas presentes en Euskadi

Vitoria,20/03/2015,EITB.EUS,I.G.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha mantenido esta mañana una reunión con representantes de distintas comunidades religiosas presentes en Euskadi, con los que ha firmado una Declaración institucional “a favor de los valores de una convivencia interreligiosa e intercultural integrada e integradora”.

Al encuentro han asistido 11 integrantes de las comunidades religiosas católica, musulmana, evangélica, ortodoxa, mormona y Testigos de Jehová, así como representantes de la Fundación Ellacuría y del Instituto de Derechos Humanos   Pedro Arrupe de la Universidad de Deusto.

Tras el encuentro, celebrado en Lehendakaritza, Urkullu ha comparecido ante los medios y ha subrayado los “tres valores” que, a su juicio, son necesarios “para avanzar en el reto de la convivencia”: “seguridad, solidaridad y educación”.

En este extremo, ha señalado que la seguridad y la libertad “no están contrapuestas”, sino que “constituyen un mismo valor” para la construcción de una sociedad “democrática avanzada”. Ha señalado que las instituciones deben impulsar políticas sociales “basadas en la igualdad y la solidaridad”, que estén orientadas “a la integración, la cohesión y la justicia social”.

Además, ha afirmado que el valor “más estratégico” es la educación para la integración en la pluralidad, “basada en la prioridad del respeto a la dignidad humana”.

Fanatismo religioso y racismo

En este sentido, Urkullu ha afirmado que tanto el “fanatismo violento de inspiración supuestamente religiosa” como el racismo, la persecución o la discriminación contra determinados grupos religiosos, “y en particular la islamofobia” son expresiones “contrarias a los derechos humanos”.

Así, ha respaldado hoy la diversidad religiosa de Euskadi y la “convivencia armoniosa entre personas de diferentes creencias, al tiempo que ha rechazado el “fanatismo violento de inspiración supuestamente religiosa”.

El lehendakari ha defendido que todos los ciudadanos tienen derecho a no sufrir discriminación por razón de sus creencias religiosas y “a ejercer su libertad de conciencia sin más restricción que el respeto a los derechos de los demás”.

En esta línea, ha defendido que los poderes públicos deben promover las condiciones favorables para ello y “remover los obstáculos que impidan el ejercicio individual o grupal de estos derechos”.

Asimismo, ha defendido que las sociedades europeas más avanzadas, entre las que ha incluido a la vasca, son hoy “espacios políticos para la convivencia intercultural y religiosa”.

“Euskadi ha sido siempre una sociedad plural y compleja, en la que también confluyen cada vez más identidades y diversidades diferentes, con lo que supone de enriquecimiento, oportunidades, competitividad e innovación”, ha defendido.

Urkullu ha condenado el atentado de Túnez y ha manifestado “su plena solidaridad y cercanía” con las víctimas del mismo, entre las que se encuentran un matrimonio catalán.

Informe para la convivencia interreligiosa

Además, el Gobierno Vasco ha encargado a la Fundación Social Ellacuria y al Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Deusto la elaboración de un informe de recomendaciones “en el ámbito de las políticas públicas de convivencia interreligiosa”.

Este grupo, ha explicado, desarrollará su labor dialogando con las distintas sensibilidades religiosas presentes en Euskadi. El informe será presentado en noviembre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *